¨Nature déficit disorder¨. El “Síndrome de Déficit de Naturaleza” se halla en plena expansión entre los niños y jóvenes que pasan la totalidad de su tiempo en un entorno urbano, sin entrar en contacto con el medio natural ni realizar ninguna actividad al aire libre.
Esta es una invitación a reinventar los espacios en los que nos movemos, ya que nuestro medio es todo lo que nos rodea, así como: lugares, seres vivos, personas y nosotros mismos. En el espacio de la educación son infinitas las posibilidades de apoyar a nuestros niños y jóvenes a re encantarse con su entorno y  las ganas de aprender, volver a activar esa curiosidad innata con la que nacemos todos.